Blogia
Patio Criollísimo

Estomatología VS Bloqueo

Estomatología VS Bloqueo

Fotos: Ramón Barreas Valdés

 

Las inversiones para remodelar las clínicas y departamentos de odontología, unido a las nuevas formas organizativas que se implementan en la formación del profesional de esta especialidad médica, indican la reanimación de los servicios estomatológicos en Villa Clara.

 

Quizás aparezca como la especialidad médica más afectada durante la década de los noventa del siglo pasado. Pocos han olvidado las molestias compartidas entre doctores, auxiliares y pacientes ante la falta de fluido eléctrico por los inevitables apagones de aquellos años.

«Todo el  trabajo se paralizaba   —rememora la doctora Geysa Choy Martínez, jefa del departamento de estomatología en la dirección provincial de Salud de Villa Clara—, pues al carecer de esa fuente de energía tampoco teníamos agua; ni aire comprimido.»

La crisis económica obligó adquirir en el mercado internacional medicamentos altamente costosos, como los componentes de las amalgamas. Si sumamos las restricciones de comercialización impuestas por el bloqueo económico y financiero del gobierno de los Estados Unidos a nuestro país, sería interminable la lista de carencias.

«Se priorizó el programa materno infantil —explica la especialista Choy Martínez—, porque en el período de gestación la mujer requiere mantener una exquisita salud bucal. A todas se les garantiza la merecida atención. Incluso en esos duros tiempos de tantas limitaciones, acudieron a las consultas de estomatología sin impedimento alguno.»

De igual modo, en las clínicas destinadas a la atención de los infantes continuaron las consultas, en coordinación con las instituciones docentes. Tampoco se detuvo el programa preventivo de caries dentales en niños y adolescentes mediante la utilización tópica del flúor. Únicamente se resintió la elaboración de prótesis dentales.

 

COMENTARIOS CIERTOS

Las opiniones rondan por los pasillos del policlínico docente Marta Abreu, en la ciudad de Santa Clara. No son «chismes», como alguien pudiera sospechar. Decir que otros dicen que… es la mejor manera de identificar a un cubano. Aquí nada pasa inadvertido ante los ojos del pueblo.

Razón por la que se escuchan, en voz del ciudadano común, valoraciones favorables a la atención estomatológica. La lista de criterios incluye cuestiones como:  

«Ya no tenemos que madrugar». «Estamos seguros de no perder la mañana por falta de electricidad o agua». «Las embarazadas se atienden con prioridad; pero para nosotros también existen empastes». «Creo que la demora para hacerme la prótesis es lógica», entre otras.        

La población percibe tales mejoras porque, las inversiones reseñadas anteriormente incluyen la instalación de grupos electrógenos en las instituciones de salud, lo cual garantiza la labor de los estomatólogos no se interrumpa como ocurría años atrás. Más bien se extiende. Las últimas adecuaciones de los horarios de trabajo, condujeron a que también se programen consultas nocturnas, hasta las 10:00 p.m. Aunque la medida todavía no se implementa con el rigor requerido en todos los lugares.

 

CÓMO EVITAR DOLORES DE MUELAS

 

Acudir al estomatólogo sólo en casos de urgencias, suele ser un hábito de muchas personas. Mas, esperar a que aparezca un dolor de muelas, para solicitar esos servicios resulta una actitud inapropiada.

Para el doctor Reynaldo Alain Rivas Armas —vicedecano docente de la Facultad de Estomatología en el Instituto Superior de Ciencias Médicas Serafín Ruiz de Zárate Ruiz, de Villa Clara—, constituye un hábito generalizado, cuya disminución, e incluso erradicación; será posible en la misma medida en que se incremente la presencia del estomatólogo en la comunidad.

«Desde que inician sus estudios —explica—, se preparan para prever e impedir las enfermedades bucales. La práctica demuestra que la misión se concentra más en corregir males existentes. Todavía no existe conciencia entre la población de cuán necesaria resulta la atención profiláctica».

—¿Podrán lograrlo a partir de las nuevas formas organizativas que se implementan en la formación del profesional de esta especialidad médica?

Realizar la docencia en los policlínicos, desde el primer año de la carrera permite preparar al alumno en el rol preventivo e investigativo que asumirá durante el ejercicio profesional. A ello contribuyen las actividades educativas que realiza directamente en las casas de los pacientes. Ese contacto directo con la atención primaria de salud, permite familiarizarlos con la clínica. Se educan en el trabajo, con el precepto de aprender haciendo.

—¿Qué acciones específicas complementan las clases?

 

—Realizan charlas educativas antes de las consultas. Las encuestas para conocer los niveles de satisfacción del paciente con los servicios recibidos, les aportan informaciones valiosas. Algunas les posibilitan profundizar en los contenidos de determinadas asignaturas. A su vez se autoevalúan mientras demuestran dominio de los conocimientos sobre salud bucodental a pacientes y familiares.

La experiencia implica contar con especialistas dispuestos a fungir como docentes. Un ejemplo de cuánto compromiso representa formar por esta vía a sus futuros colegas lo ofrece la doctora Alina Piñero Medina, asesora docente de Estomatología en el referido centro asistencial:

«Constituye una gran responsabilidad. No solo de los profesores sino de todo el personal del policlínico. Se requiere de mucha profesionalidad, ética y humanismo. Nos obliga a ser mejores porque ellos al decir: «Ese fue mi profesor», dejan implícita la valoración de su formación, de lo que fuimos capaces de  enseñarles».

 

¿QUÉ HAN APRENDIDO?

 

El acompañamiento al estudiante por parte del profesor y tutor de la carrera es fundamental. Las relaciones pueden trascender, incluso las paredes del aula. «Muchos nos ven como su confidente y amigo. Aceptan cada consejo o señalamiento constructivo», señala la doctora Piñero Medina, quien además es master en Salud Bucal Comunitaria y especialista de segundo grado.

«Para nosotros el método de aprendizaje implica esforzarnos diariamente», opina la alumna Yanisley López Sierra y agrega:

«Contamos con la bibliografía necesaria impresas y en soporte digital. Las nuevas tecnologías agilizan el proceso de búsqueda de materiales para estudiar. Además de los textos existen software y productos en multimedia. Las 10 computadoras disponibles satisfacen la demanda del grupo. Hoy somos 12 en primer año, cuatro en cuarto y dos en quinto. La matrícula crecerá en cursos venideros, pero no constituirá una limitación para acceder a las máquinas, pues el  laboratorio permanece abierto las 24 horas del día».

Entre tanto, Denisse Álvarez Alcántara muestra sus habilidades para acomodar la lámpara de luz halógena y utilizar unos cinco o seis instrumentos. Los emplea con agilidad. Unas veces algún tipo de pinza, otras el airotor o la jeringa de agua.

La muchacha muestra seguridad en lo que hace. Todavía no ha culminado su último año de estudios y posee indiscutibles destrezas profesionales.

«La ventaja de las adecuaciones actuales radica en conocer la realidad desde el primer día de clases. Recibí una excelente preparación, pero estoy convencida de que asignaturas como Morfofisiología y Estomatología General Integral resultarán más asequibles para quienes se forman con el nuevo sistema organizativo porque vinculan de forma directa la teoría y la práctica».

 

CAMBIOS REALES  

 

Los notables cambios que ahora se perciben en el sector, no significan el fin del Período Especial iniciado en 1991. Sin embargo, evidencian la recuperación progresiva de la economía nacional.

Ante ese despegue, nuestro gobierno ha podido destinar una parte del presupuesto estatal a la remodelación de las clínicas de odontología, y de los respectivos departamentos existentes en los policlínicos. En específico, los que se han reparado y dotado de nuevas tecnologías para incrementar sus servicios.

«Los deteriorados conjuntos dentales se sustituyen paulatinamente por otros de moderna factura. Vale advertir que la comercialización de los mismos, en estos momentos se realiza a varios precios, según la variedad de sus modelos. Los más asequibles para Cuba superan los dos mil dólares. Solamente en Villa Clara, se repondrán 156», refiere la doctora Geysa Choy Martínez.

Desde la responsabilidad que hoy asume opina que el vínculo de la docencia con la asistencia diaria posibilita elevar tanto la calidad en los servicios como en la formación académica.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres