Blogia
Patio Criollísimo

Dolor y apoyo de descendientes japoneses en Isla de la Juventud

Dolor y apoyo de descendientes japoneses en Isla de la Juventud

Por Diego Rodrí­guez Molina

Tomado de Victoria

Descendientes de japoneses en la Isla de la Juventud expresan de distintos modos su pesar y solidaridad con sus familiares en Japón, fuertemente afectado por el devastador terremoto de 8,9 grados de magnitud y el tsunami, junto a los más recientes peligros de accidentes en plantas nucleares y la erupción de un potente volcán este domingo.

Algunos aquí con familiares en Fukushima, Miyagi e Iwate, las provincias más afectadas por el temblor de mar y tierra que borró del mapa a pueblos enteros, no se apartan de la televisión y otros medios de prensa nacionales que mantienen amplia información del desastre e intentan comunicarse por correo electrónico con parientes y amigos en el archipiélago nipón, en el otro extremo del planeta.

«No sólo los familiares, todos los cubanos estamos consternados y asombrados por la tragedia, y especialmente por los que recibieron el fuerte impacto directo del sismo», expresó a Victoria Digital la licenciada Aleida Rodríguez Kato, cuyo abuelo era natural de Fukushima, una de las zonas más afectadas por el tsunami de este viernes, e insistió en el dolor compartido.

Aleida, que es directora aquí de Desarrollo del Software (DESOFT), la familia Minato y Nancy Oropesa, representante cultural de la Sociedad de la mayor colonia de descendientes nipones en Cuba, al igual que otros de sus integrantes, expresaron sumarse a las condolencias, preocupaciones y apoyo expresados por Fidel en su reciente reflexión de este sábado, donde califica de inusitadas las cifras iniciales de miles de muertos y desaparecidos, teniendo en cuenta que se trata de un país desarrollado donde todo se construye a prueba de terremotos.

Similar sentimiento comparten en la comunidad de Ciro Redondo, Justina Minato y su esposo Eduardo Hanzawa Hanzawa, hijo de naturales de Fukushima.

«Agradezco inmensamente la declaración suya de solidaridad», manifestó Nobuo Kojima en uno de los primeros mensajes llegados desde la tierra del Sol naciente, en respuesta al correo electrónico enviado el mismo sábado por la familia Minato y Nancy, junto a otros familiares y amigos.

«Gracias a Dios –precisa el referido mensaje– estoy bien, sano y salvo ya que estaba en Tokio, donde se tembló muy fuerte, pero con mínimo daño por la distancia desde las zonas gravemente afectadas por el tsunami.»

En el referido artículo del Comandante en Jefe acogido aquí con agrado y otra muestra del humanismo de los cubanos y su líder histórico, se subraya igualmente: «Cada país, con seguridad, hará lo que esté a su alcance para ayudar a ese laborioso pueblo que fue el primero en sufrir un innecesario e inhumano ataque nuclear.»

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres