Blogia
Patio Criollísimo

En el nombre del padre es como debemos hablar de Fidel

En el nombre del padre es como debemos hablar de Fidel

Tomado de www.cubaperiodistas.cu 

Winston Orrillo Ledesma  

En el nombre del padre es como debemos hablar de Fidel porque él es el progenitor de la 2da. independencia que, ya, vive nuestra América.

Y porque él, asimismo, actuó en el nombre de su propio padre, que fue Martí, el que a su vez tuvo como guía a Bolívar: y es el Libertador de América el que hoy se encarna en la Venezuela que hace trastabillar al imperio, el que primero trastabilló con la Perla de las Antillas, que era acunada por su Comandante en Jefe.

¿Fidel enfermo?

Sí, en efecto, para hacernos acordar que es un hombre, para los que no creemos en dioses apócrifos y tarifados.

 Para que sepamos que la criatura humana es, también, capaz de romper ese infame estigma del "homo, homini lupus" ("el hombre es lobo para el hombre")

 Es, simplemente, el reposo del guerrero. Un pequeño descanso del condottiero.

 Fidel está más sano que nunca en esta América que ha echado a andar, y su marcha de gigante ya no se detendrá sino en su segunda y definitiva independencia, por la que murieron (eso dicen) nuestros héroes y por la que seguirán luchando los que todavía, como Martí, creen en que no son inútiles la verdad ni la belleza ni la justicia.

"Sin calco ni copia", "creación heroica", como apuntó el amauta peruano José Carlos Mariátegui, así es  como ha conducido y conducirá a nuestra patria común el Comandante en Jefe, el héroe del Moncada, de la Sierra Maestra y de Playa Girón; el hermano del Che, el padre de todos nosotros, Fidel Castro Ruz.

Lima 1 de agosto de 2006.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres