Blogia
Patio Criollísimo

Seguirá Siendo Nuestro Comandante en Jefe

Seguirá Siendo Nuestro Comandante en Jefe Foto: Ramón Barreras Valdés 

El matancero José Luis Cañizares Cárdenas quedó consternado al conocer el texto del mensaje publicado hoy en el diario Granma. Estar de tránsito por el boulevar de Santa Clara no lo limitó a ofrecer su criterio como cubano que viaja libre por la Isla.

«Mientras Fidel esté latiendo seguirá siendo nuestro Comandante en Jefe», opinó este profesor de Filosofía, Historia y Relaciones Internacionales en el Instituto Superior Pedagógico Juan Marinello, en la hermana provincia de Matanzas.

«Aun cuando sea una decisión personal, por las evidentes limitaciones derivadas de su estado de salud, los cubanos queremos que él continúe al frente de la Revolución con sus preclaras ideas. Como líder nunca se ha equivocado. Nos previno con audacia ante el derrumbe del socialismo en Europa y por eso continuamos nuestra obra social. Ahora, nada cambiará. Con su visión de futuro continuará indicándonos el camino a seguir. Estaremos siempre con él, por su inclaudicable ejemplo».

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Yohandry -

Dejo aquí algo que escribio El Caballero de París en mi blog...Se apareció un día y dijo...refiriéndose a Fidel Castro..

Y yo por mis calles de mi Habana, lo espero en el Malecón de los recuerdos, para hablar de aquella madrugada, de camiones en afortunada llegada de rebeldes; nos sentaremos aquí, frente al mar. Usted un jugo, yo un cigarrillo Popular; y le presentaré a nuestra gente, la de siempre, la del Primero y la del día después. La misma gente que siempre nos sigue a todas partes mi soldado, la que lo siguió a usted en su locura del Moncada, el Granma y la Sierra, donde la manigua ensombrece la caminata y la fatiga aprieta el estómago

Ven aquí mi soldado, una tarde de estas; trae tu jugo, o si quieres llega con las manos vacías, como siempre, y te brindaré mi café claro, el de todos los días, para que mis locuras no sean la tuyas, que las tuyas son irrepetibles.

No aplaudan al querido soldado. Hagan silencio si lo ven,; que llegará gallardo, a mirar un atardecer entre nosotros, los eternos.

NO BAJEN EL TELON

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres