Blogia
Patio Criollísimo

Con Ritmo de Corazón

Con Ritmo de Corazón

«La vida tiene su ritmo. Todo tiene su cadencia natural, y de ahí sale la música», dice, con la melodía innata de su voz, Miriam Pérez Pérez.

Mujer bien amada, madre, maestra y compositora por pasión. Ella prefiere definirse como tal, pues nada le apasiona más que sus dos hijos -verdaderos frutos del amor-, sus alumnos y los textos que ha creado para ser cantados.

«Nunca tuve la posibilidad de estudiar solfeo. Sin embargo, tengo cerca de 34 canciones musicalizadas por mí. Digamos que por la influencia de mi abuela, y otros parientes que si pudieron desarrollarse plenamente en este arte, he logrado componer por intuición.

«Quiero decir que, al mismo tiempo que busco la letra, voy concibiendo la sonoridad. Repito uno tras otro los compases y los memorizo hasta lograr la entonación que deseo. Por último se la canto a mi familia, luego a algún instructor de música.

«A mi compañero porque sin él, nada es posible. A nuestros hijos para que se encarguen de escribir los pentagramas. Ellos sí tuvieron la posibilidad de cursar estudios para desarrollar tales facultades. Al instructor para que me dé el visto bueno y a la vez proponga los intérpretes. En este sentido, siempre he tratado de combinar los tonos, de manera que sean apropiados para voces de solistas, dúos, tríos, o cualquier agrupación.

«La mayoría de mis composiciones han sido estrenadas por el coro infantil Inquietas Mariposas, el cual pertenece a la Casa de Cultura Félix Humberto Álvarez del poblado de Esperanza, en Ranchuelo. Aunque, como ya dije, no ha sido el propósito principal, sino que pueden ser cantadas por quienes lo deseen, siempre y cuando no realicen arreglos que modifiquen la melodía original.»

–Por ejemplo,  la canción dedicada a nuestros cinco héroes prisioneros políticos en los Estados Unidos, ¿cómo surgió? ¿Esperaba que le llegara tan hondo al sentimiento de quien la escucha?

«Realmente, no pensé que mi idea inicial se convirtiera en una canción, mucho menos que fuera tan solicitada.

«Primero quise hacer un poema. Sucedió la noche del sábado 16 de febrero de este año. Me acosté pensando en escribir unos versos dedicados a esos cinco valerosos jóvenes. Por la tarde me había emocionado mucho viendo la Tribuna Abierta de la Revolución, efectuada en el municipio de Venezuela, en Ciego de Ávila.

«La sonrisa de Tony estaba grabada en mi mente, y me inspiró la  candidez de su rostro. Al mirarlo, resulta imposible creer que detrás de tanta ingenuidad pueda esconderse la maldad que injustamente le quisieron imputar. Solo en un amañado proceso judicial como el celebrado en Miami, se permite una idea tan absurda.

«Bueno, esa noche trataba de cerrar los ojos, pero me venían las imágenes del pueblo en la Tribuna, intercaladas con la mirada de Gerardo, Fernando, René y Ramón. Así me quedé dormida y a las 3.30 a.m del domingo 17 me despertaron los latidos del corazón.

«Me tiré de la cama tarareando y luego empecé a redactar: Con el honor de cinco hombres se abre un siglo/ Con el honor de cinco hombres se abre un siglo/ 

Con el honor de cinco hombres se abre un siglo/ 

La la la la la la... con la sonrisa. Con la sonrisa.

«Las palabras emanaban una tras otra desde mi conciencia, de mis sentimientos de madre. Estaba admirada por el valor de cinco hijos y dispuesta a defenderlos con la verdad y la justicia. En ese momento sentí que tocaba la bandera. Los vi convertidos en estrellas alumbrándonos el sendero.  Convertidos en el ejemplo de mis alumnos del seminternado donde trabajo, de los miles de niños cubanos que disfrutan de una infancia feliz.

«Cuando finalicé, el domingo en la tarde, me di cuenta de que en vez de leer las estrofas escritas, las había cantado según me lo iban indicando los latidos del corazón.»

QUE CANTEN LAS INQUIETAS NIÑAS

Como verdaderas florecitas autóctonas de nuestro país, o bien como los coloridos insectos que se pasean por los jardines, pueden definirse las niñas que integran el coro Inquietas Mariposas, dirigido por la instructora de música Rosa María García Sánchez.

Agrupadas desde el año 1995 a estas 27 cantoras les ha  correspondido entonar la mayoría de las composiciones realizadas por Miriam Pérez Pérez.

A Mirita, como cariñosamente le dicen, también le agrada

que sean estas pequeñas quienes estrenen sus canciones. Por eso se ha creado el hábito de acudir en primer lugar a Rosa María, para que valore sus "partituras" y decida si pueden ser interpretadas por sus discípulas.

Cuando al amanecer del lunes 18 de febrero, Mirita determinó que tenía lista su nueva composición, a su vez se dio cuenta de que se  celebraba el Día del Instructor de Arte. Rápidamente se dispuso para ir a felicitar a todos los que trabajan enla Casa de Cultura del poblado de Esperanza. En particular a la directora de las Inquietas Mariposas, le dijo que le tenía guardado un regalo especial, que pasara luego por la escuela a buscarlo.

«En horas de la tarde, refiere Rosa María, ya estábamos cantando a dúo y puliendo los últimos detalles armónicos.

«Así, nació la canción para nuestros cinco héroes. Confieso que en ese instante ninguna de las dos esperábamos que tuviera tanta aceptación.

«Nos gustaría difundirla más, que todos en el mundo la conozcan. No para ganar popularidad, sino para continuar amplificando lo que expresamos en sus últimas estrofas porque sabemos que Gerardo, Antonio, René, Ramón y Fernando son cinco medallas que darán luz al universo  y alumbrarán este sendero por la bandera, por la Patria. ¡Venceremos!»

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres