Blogia
Patio Criollísimo

La cultura como bálsamo

La cultura como bálsamo

 

Los artistas cubanos desandan las comunidades afectadas por los huracanes Gustav y Ike. Alivian las penas. Aunque reconocen que no devolverán las cosas materiales perdidas durante los meteoros, al menos ayudan a recomponer las almas.

Kcho lo advirtió en su carta al compañero Fidel, cuyo fragmento se publicó en las reflexión titulada Un Golpe Nuclear. Pero sabíamos que la moral de la gente no iba a decaer. Para ello él mismo conformó la brigada Marta Machado e inició el periplo por el terruño que lo vio nacer. A Kcho lo secundaron otros y hoy suman cientos los intelectuales y artista que satisfacen una necesidad espiritual. Todos los que se han sensibilizado desean participar en un obra tan humana como la de llevarle el arte a las personas que más padecieron el paso de los desbastadores eventos meteorológicos.

Desde Villa Clara partieron ayer hacia Baracoa. Desde la Habana llegaron primero a los municipios pinareños y luego a los asentamientos de la Isla de la Juventud. Ya andan por Camagüey y Las Tunas.

Repartir sonrisas y afectos para llenar un vacío espiritual, se revela  como el propósito más noble acontecido en Cuba durante las últimas semanas. Significa un mensaje de fe, esperanza y confianza en la obra social que construimos. Incluso los más pequeños se han sumado, como lo hacen los niños y niñas del grupo de teatro infantil La Colmenita, de renombre internacional. Ellos regalaron amor por La Palma, en las montañas de Pinar del Río.

El intercambio con los actores que solo se ven a través de la pantalla televisiva reconforta a los damnificados. Tenerlos cerca, sin maquillajes, con viveras o pañuelos. Vestidos al natural, significa que nada los separa de su pueblo.

Algunos rostros, alejados desde hace tiempo de los medios de comunicación aparecen gracias a las cámaras del noticiero. Se enfocan en constante intercambio con los pobladores. Con su público de siempre, con el sabio público que los descubre y se alegra por saberlos aquí, en una Cuba más unida y fortalecida.

Y se les agradece que sean ellos quienes lleven, hasta el más recóndito paraje, la música, la poesía, el teatro, el baile, en fin, la cultura que de un extremo a otro del archipiélago se recibe como bálsamo.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres