Blogia
Patio Criollísimo

¿Por qué tan pronto Lucius?

¿Por qué tan pronto Lucius?

Consternada redacto estas líneas. Lo vi tan vital el pasado mes de julio, que ahora me cuesta creer lo que leo: Murió Lucius Walker, líder de Pastores por la Paz.
Justo cuando desde Cuba se emprende una campaña a favor de esas tres letras que tanto bien le hacen la mundo, y por las cuales él luchó incansablemente. Parce increíble lo que reportan los medios periodísticos.

No lo entiendo. Estos entuertos de la vida sorprenden demasiado. En lugar de vertir lágrimas, nos convidan a eregir un altar a hombres como Lucius, con demasiada modestia. Con un torrente de paciencia para romper bloqueos. Con muchísima voluntad para unir pueblos. Con capacidad sobrada para entregar los latidos de su corazón por las causas más nobles.

Era una tarde lluviosa aquella del pasado 24 de julio cuando llegó a Santa Clara. Vino al frente de la delegación que participó en el acto nacional por el aniversario 57 del Asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.
Por el cansancio del viaje, prefirió descansar y hablar poco. Los presentes en la sede del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), en Villa Clara respetamos su decisión. Aunque insitimos y solo accedió a que nos tomásemos algunas fotos a su lado.

¡Una exclusiva conmigo!, dije. Y es que me resultaba tan cercano, que la instatánea la conservo como reliquia. Similar a las cosas íntimas de una familia.
La entrevista solitada quedó pendiente. Quizá la concediera posterior al acto del 26 de Julio. Pero, no. Aquel lunes Lucius asistió a un encuentro histórico. Estuvo junto al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, en el Memorial José Martí.

«No ha existido una vez que visite Cuba, sin que Fidel y Lucius conversen sobre algún tema específico. Son muy buenos amigos», me había comentado el reverendo Raúl Suárez, director del Centro Martin Luther King.

¿Cómo imaginar que sería el último diálogo? Imposible sospecharlo. Menos cuando en ese breve intercambio de palabras, el religioso norteamericano se interesó por el futuro de Haití. Mientras el líder de la Revolución cubana le dijo sin titubear: «En el mundo actual, no tiene solución ese país. En el futuro del que estoy hablando, sí (...)»

En el rostro de Lucuis se vislubraron nuevos proyectos. Por su mente ya rondaba la idea de enviar a los jóvenes norteamericanos recién graduados de Médicos en Cuba, hacia el país más pobre del Caribe insular.

No dudo que algunos desanden las calles haitianas, comprometidos con la propuesta de quien por 22 veces lideró el movimiento Pastores por la Paz, para ayudar a los cubanos.

Sí, tenía 80 años, mas seguía con fuerzas para continuar la lucha a favor de la paz mundial ¿Por qué se detuvo su corazón? ¿Por qué tan pronto Lucius?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres