Blogia
Patio Criollísimo

Cambio Climático: Una Mirada Local

Cambio Climático: Una Mirada Local

Fotos: Carolina Vilches Monzón

La climatología gana adeptos. Aun cuando los conocimientos sobre el tema resulten  mínimos, muchas personas se suman a los comentarios sobre las variaciones de la temperatura terrestre; de cómo los inviernos son cada vez más cálidos, mientras los veranos traen aguaceros menos frecuentes, pero torrenciales cuando aparecen.

Por doquier se habla de poderosos huracanes. ¡Arrasadores! Como un Katrina nunca antes visto. Alarma saber cuánto sube por año el nivel del mar (para el 2100 se pronostica un ascenso de 0,19 a 0,58 m). Se lamenta la posible extinción de especies endémicas de la geografía submarina.

El planeta pide auxilio y protección. Así quedó expuesto en el documental Cambio Climático, el reto continúa realizado por Mundo Latino y estrenado esta semana en el espacio de la Mesa Redonda de la televisión cubana.

En Villa Clara el tema también suscita preocupaciones. Razón por la que los  investigadores del Centro de Meteorología Provincial (CMP), iniciaron desde el 2005 los estudios pertinentes sobre la sequía, la guía climática y el trabajo referente a los record en el comportamiento de las variables climatológicas en la provincia.

En opinión del equipo multidisciplinario encargado de estos análisis, «todavía no se puede afirmar que los  villaclareños presenciamos un cambio climático», pues para constatarlo se requerirá de un examen profundo y la comparación entre varios períodos de tiempo.

Mas, una primera mirada al tema desde el ámbito local permitirá contar en el futuro con valoraciones más certeras sobre los posibles cambios que tendrán lugar en los ecosistemas del Caribe y del mundo. 

DÍAS DE CAPAS O PARAGUAS

Los ciclones tropicales, las tormentas locales severas (TLS), la sequía y las lluvias clasifican entre los sucesos de la naturaleza que mayores perjuicios provocan al hombre y su entorno. Motivo para que sean perseguidos insistentemente por los meteorólogos cubanos.

Durante los últimos 30 años, el comportamiento de estos fenómenos en nuestro territorio muestra variaciones significativas. Lo confirman los resultados de la investigación presentada este año por Julia Socarrás, Nancy Ruiz, Ricardo Oses y Yami Castro en el Forum de Ciencia y Técnica del CMP.

Sus observaciones se dirigieron fundamentalmente a las lluvias por su importancia para el desarrollo agrícola y la vida humana. Además, sobresalen como la variable climatológica más frecuente, según consta en la base de datos de las  estaciones meteorológicas del Yabú, Sagua la Grande, Caibarién y Santo Domingo.

En las valoraciones concluyeron que la etapa poco lluviosa más crítica ocurrió en la temporada 2004- 2005. Entre tanto, el 2007 culmina con índices que superan o igualan algunos de los record mensuales establecidos en las precipitaciones.

Muchos villaclareños recordarán cuántos días se vieron obligados a llevar caspas o paraguas mientras caminaban por las calles. De ello dan cuenta los registros en los 4 pluviógrafos.

Independientemente de la intensidad con que el agua llegó a la tierra, se constató que en el Yabú, durante las jornadas de mayo se  reiteró otra vez el record de 20 días con lluvia en un mes, establecido desde 1996.

Por si fuera poco, dicho valor se superó con los 25 días que llovió en octubre. A su vez con ese dato el presente año se lleva el record anual al superar los 23 días en un mes establecidos en julio de 2005.

Otro parámetro que se incrementó este año fue el de las jornadas consecutivas con lluvia, ascendente a 12. Mientras que, el 4 de marzo en la estación meteorológica de Sagua la Grande se igualó el record de precipitación máxima en 24 horas, con 99.3mm. Idéntica cantidad se acumuló el  25 de marzo de 1994.

Tales registros climáticos evidencian la tendencia a que ocurran  valores extremos con mayor frecuencia. Al evaluar los períodos de retorno de estos índices de precipitaciones, se comprueba que se encuentran en la norma de reiterarse cada cinco años. No obstante, llama la atención que los mayores registros ocurran durante el primer quinquenio del presente siglo. Cuestión que pudiera  relacionarse con el cambio climático a nivel Global.

PARA CURIOSOS

  • Entre 1886 y 2006, los villaclareños han presenciado 36 ciclones tropicales. Aunque hace 54 años no se sufre la afectación de un gran huracán, como el Fox que con categoría 4 azotó el municipio de Quemado de Güines, en la madrugada del 25 de Octubre de 1952, y afectó, además el área de Corralillo, aunque su enorme fuerza y diámetro de vientos y lluvias provocó daños en toda la región de Sagua La Grande y sus cayos.
  • El huracán Michelle, el último que llegó a la provincia en noviembre de 2001, lo hizo con categoría 2 y penetró en la provincia de Matanzas con categoría 4.
  • Como tormentas locales severas lo que con mayor frecuencia ocurre son las turbonadas. Sobre todo entre los meses de marzo hasta octubre, con un máximo absoluto en junio. Los municipios más afectados son los de Santa Clara, Santo Domingo y Placetas.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Zenia -

Saludos. Dejé un nuevo link con blogdimension. Es una opciòn muy interesante y que se anuncia para periodistas...bueno, y otras áreas especìficas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres