Blogia
Patio Criollísimo

Millones entre Sol y Luna

Millones entre Sol y Luna

Fotos: Ramón Barreras Valdés

Unas veces bajo el Sol, y otras bajo la Luna, laboran los 56 miembros del pelotón 2 de la Empresa Azucarera Panchito Gómez Toro. Divididos en dos jornadas de trabajo —de 12 horas cada una—, los operadores de combinadas, camioneros, tractoristas y cocineras, junto a los respectivos jefes de turno, aúnan voluntades para conformar una sola familia.

Entusiasmados por contar con una moderna tecnología para el corte y traslado de la caña, Antolín López Collazo y Rubén del Toro Gómez marcaron la delantera al convertirse en días pasados, en el segundo y tercero, respectivamente, que en el país cortaron un millón de arrobas de la dulce gramínea.

Antes de finalizar la presente semana, sus compañeros Manuel López Villavicencio y Luis Alfonso Arias alcanzaron idéntica meta. De tal modo, el colectivo se convirtió en el primero de Cuba en alcanzar la condición de millonario.

Con los 4,48 millones de arrobas aportadas, el central podría procesar unas 5 mil toneladas de azúcar.

 MÁS ALLÁ DE LAS COMODIDADES

La jornada del pasado miércoles resultó fatigosa. Un ir y venir de camiones por los 20 km de distancia entre el campo y el basculador nos indicó el camino. Tras un largo trecho de terraplén, en las inmediaciones de Rancho Veloz, encontramos a un laborioso grupo de 27 hombres y una mujer. Nos hubiera gustado dialogar con todos, pero la dinámica del trabajo no lo permitió.

Las valoraciones de Luis, uno de los operadores, expresan un sentir generalizado:

«Llegar al millón de arrobas significa un compromiso moral, superior a los posibles beneficios salariales y materiales. En honor a la  verdad, el sistema de pago todavía no cumple nuestras aspiraciones. Lo fundamental ahora es seguir cortando caña, hasta alcanzar el segundo millón».


Alfonso Arias se incorporó a las contiendas azucareras en 1982 y desde entonces operaba una máquina tipo KTP-2M. Con ella siempre fue millonario.


«Ahora, con las nuevas Cese tenemos más comodidad  —agrega—y se incrementa la productividad».  


OPERADOR SOLIDARIO

 
Con solo 16 años de edad, Yosmany Perdomo Martínez participó en su primera zafra azucarera. La deserción escolar lo obligó a buscar empleo en una de las ramas de la economía más cercana a su entorno familiar. Se inició como tractorista y ahora, participa por primera vez en el corte mecanizado.


«Crecí escuchando el pito del «Panchito Gómez Toro» —relata— y como mi papá trabaja allí, al abandonar los estudios decidí seguirlo.»


— ¿Cómo llegas a este pelotón?

—Manuel, el otro operador del turno, presentó problemas de salud y se vio obligado a retirarse del campo. En solidaridad con él me incorporé el 10 de febrero y trabajé hasta completar su millón de arrobas. Así contribuí a que el pelotón se declarara millonario. A  partir de ahora me esmeraré para sumar el mío. 


— O sea, crees que el colectivo logre los cinco millones de arrobas. ¿Podrán alcanzarlos?


—Claro. Nos gusta cortar caña sin parar. A eso venimos.


—Pero siempre es bueno tomar un descanso.


— ¡Ah, si!, en la casa. Cuando llego, después del merecido baño no hago más que dormir para reincorporarme fresquito y rendir bastante en el trabajo.

 
CON EL APOYO DE TODO

No menos protagonistas en estas faenas son los camioneros y tractoristas. Sin ellos sería imposible transportar los trozos de caña irrealizar los tiros directos al basculador.

Al despuntar el mediodía, otro eslabón imprescindible se hace presente. Desde el trailer multipropósito —convergen dos literas y la cocina comedor)—, Obdulia Ledón Pino anuncia la hora de almorzar.

«Siempre vienen uno a uno —dice— por que no les gusta dejar la recogida a medias. Lo prefiero así para sentirme parte de los resultados. También les preparo con gusto las meriendas, el café y la comida cuando corresponde».

Con su buena sazón, ella trata de elabora un agradable menú, «para que se sientan como en su casa». Los alimentos están garantizados con esos fines. Incluso se les suministra hielo para tener agua fría el mayor tiempo posible. Sólo las condiciones del fogón no son óptimas, aunque esperan que antes de finalizar la zafra instalen uno de gas.

Para ese entonces, tanto el Sol como la Luna habrán presenciado interminables faenas donde se acopian millones.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Jordan 5 -

Hello! I want to say thanks for an interesting site about a subject. I have had an interest in for a long time now. I have been lurking and reading the posts avidly so just wanted to express my thanks for providing me with some very good reading material. I look forward to more, and taking a more active part in the discussions here.

Lord Voldemort -

Como nos explica el maestro Eduardo Galeano en su libro "Las venas abiertas de la America Latina" el azucar historicamente fue la forma y razon de la explotacion historica de Cuba por potencias extranjeras, es la Revolucion la que trajo, por primera ocasion en la historia de Cuba, la posibilidad de la explotacion del azucar para beneficio del pais. Ahora ya se ven grandes avances en tecnologia, la historia de las zafras a mano son eso exactamente, historia. Felicidades por el blog.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres