Blogia
Patio Criollísimo

¿Desaparecerán los Bohíos?

¿Desaparecerán los Bohíos?

El bohío, herencia de los aborígenes en Cuba, parecen anacrónicos en este siglo XXI. Su espacio ha sido invadido por modernas viviendas. Incluso en lo más intrincado del campo se levantan lujosas casas típicas de la ciudad.

Nadie se opone a que así sea. Si existen recursos, los campesinos también merecen habitar un hogar confortable. Resulta incuestionable el gran logro revolucionario de crear comunidades con rasgos urbanos en zonas rurales. Sin dudas, eleva la calidad de vida de quienes residen en el campo. Les proporciona innegables beneficios. Dígase servicios médicos, comerciales, educacionales, agua potable, electricidad y una organización económica y social que valoriza la labor del campesino.  

Lo lamentable radica en que poco a poco se pierda el paisaje original del monte cubano. Constituye una tradición nuestra levantar paredes con tabla de palma y techo de guano. Forma parte de la cultura nacional. ¿Por qué dejarla en el olvido?

Una valoración exhaustiva de tal situación es ofrecida por Alexis Fernández Quintero, profesor de Tecnología de la Construcción en la Universidad Central de Las Villas. En el número 127 —enero-marzo de 2001— de la revista Islas aparece un artículo de su autoría titulado La conservación de la imagen tradicional del bohío campesino y el desarrollo del entorno rural: una dicotomía no resuelta.

La investigación ofrece argumentos para asegurar que son escasos los guajiros que en la actualidad conocen todo el proceso constructivo de los bohíos. El mismo se inicia con la recolección y preparación de los materiales y culmina con su ejecución y cobija. Mucho menos saben las posteriores acciones de mantenimiento.

Vale advertir que estas viviendas campestres llevan en sí elementos subjetivos estudiados por la antropología. Se relacionan con los vínculos interpersonales, familiares y vecinales, costumbres y creencias, sentido de pertenencia e idiosincrasia.

Cuentan con una tecnología constructiva adecuada al medio ecológico. Tanto el guano como la madera son materiales naturales y locales. Aunque también combustibles y vulnerables al ataque de insectos, hongos y microorganismos. Desde el punto de vista térmico son muy frescos. De ser necesario pueden desarmarse y armarse con facilidad relativa. Asimismo, poseen resistencia al embate de los vientos huracanados en dependencia del estado y fortaleza de la madera y de la calidad de la ejecución de la cobija.

Los más jóvenes se interrogarán qué ventajas proporcionarían hoy los bohíos. Cierto, elegirlos como morada definitiva, resulta incongruente con una época de ladrillos, bloques, cemento, tejas de distintos tipos o placa para la cubierta.

Pero a su vez corren tiempos de crisis. Momentos en los que por muchos esfuerzos que se hagan, no se podrán satisfacer todas las necesidades constructivas. Constituye un aspecto a considerar por las personas que han solicitado tierras en usufructo y por consiguiente comienzan a vivir en el campo.

En opinión de Fernández Quintero, los nuevos propietarios bien pudieran, sin renunciar a las comodidades, necesidades o aseguramientos de la vida actual, contribuir al rescate de tradiciones campesinas. Las mismas incluyen desde una palabra, un sombrero de yarey, una poesía, una yunta de bueyes o un conuco, así como el guateque, el rodeo y la vivienda.

En el referido artículo, el profesor reflexiona que en medio de la globalización en la que estamos inmersos, solo nos queda la acción salvadora de luchar por la conservación de lo autóctono. «Lo contrario sería la condena a un imperdonable deceso cultural», concluye.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Maria -

Estoy haciendo un ensayo sobre la esclavitud en Cuba (soy española y me interesa mucho este aspecto tan desagradable de la historia). He leído que los esclavos vivían en bohíos, ¿es cierto? ¿alguien me puede dar informaciones al respecto?
Agradezco cualquier tipo de información sobre esta temática. Muchísimas gracias.
mail: mgarc62@yahoo.com

Jorge Nilo -

Saludos amiga, tengo algo que comentarte de lo del bohío y las causas de su desaparición no creo que sean por el "modernismo" de los campesinos y si por la tala indiscriminada a que fueran sometido nuestro árbol nacional.

Berta -

Interesante defender lo autóctono.

Osmaira -

Repetir,a cambio de dinero, lo que otros dictan es la peor mordaza

Orlando -

Así que se desparecen los bohíos sustituidos por lujosas casas. Comedia de primera clase. Se desaparecen igual que el papel higienico, y la libertad de expresión.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres